¿El BTL y el marketing experiencial son lo mismo?

¿El BTL y el marketing experiencial son lo mismo?

El marketing experiencial y el BTL pueden estar muy ligados debido a los métodos que usan para establecer una relación con los consumidores, sin embargo, existen algunas diferencias que hacen que ambos términos tomen distancia, aunque tampoco es necesario considerarlos como conceptos totalmente opuestos.

En el caso del marketing experiencial, el principal objetivo es lograr que los consumidores experimenten la marca; esto significa generar una inmersión completa que haga de la interacción una experiencia sensorial más memorable, y así lograr que las asociaciones con la marca sean mucho más positivas que a través de un método convencional o unidireccional.

A diferencia de las activaciones de marca, el marketing experiencial no es tan específico y directo en cuanto al producto se refiere; de hecho este tipo de acciones no tiene que estar directamente relacionadas con objetivos de marketing, pues su finalidad es dar más información a los consumidores acerca de la marca a través de la experimentación y de actividades que generen recordación.

Por consiguiente, el marketing experiencial suele incorporarse a una estrategia de BTL para complementar las acciones unidireccionales donde los consumidores son sólo expuestos a la marca, pero no tienen una interacción total a través de diferentes canales. En este caso, los medios digitales y otras tecnologías como la realidad virtual contribuyen en la generación de una experiencia de marca más profunda, que da como resultado una conexión entre la marca y la audiencia.

Si deseas incorporar una experiencia de marketing dentro de tu estrategia BTL, te invitamos a visitar nuestra sección Experience y BTL donde podrás contactarnos para ayudarte a crear una experiencia inolvidable para tus clientes.

Compártelo en tus redes
0
0
0
Compártelo en tus redes

NoticiasTEC

El marketing experiencial y el BTL pueden estar muy ligados debido a los métodos que usan para establecer una relación con los consumidores, sin embargo, existen algunas diferencias que hacen que ambos términos tomen distancia, aunque tampoco es necesario considerarlos como conceptos totalmente opuestos.
La realidad virtual se ha convertido en una herramienta de aprendizaje que ha saltado de las aulas a los entornos laborales muy rápidamente en los últimos años. En la actualidad, muchas empresas ya están empezando a implementar programas de entrenamiento para educar a sus colaboradores en entornos virtuales debido a las ventajas que se pueden obtener por esta metodología.
La educación experiencial consciente es un concepto que articula la tecnología para la educación junto a otros elementos con el propósito de promover el desarrollo del conocimiento en los niños. Entre sus componentes están los dispositivos pedagógicos, cuya función principal es favorecer el aprendizaje experiencial mediante la información embebida.