Programación Tangible

¿Cómo aprender programación tangible puede cambiar el mundo?

Pensamiento computacional, diseño de algoritmos, manejo de sensores y actuadores, principios de programación, diseño gráfico y composición visual, son algunas de las competencias de empatía que aprende un niño cuando desde tempranas edades se les dan cursos de Educación experiencial centrados en la programación tangible.

Y si bien los mencionados son aprendizajes muy diferentes a los que marcaron tus entregas de boletines hace años, su aparición en los pensum de hoy en día es resultado de una sensibilidad antes las demandas que la sociedad exige actualmente de los nuevos profesionales, teniendo en cuenta su grado de interacción con las nuevas tecnologías.

Entonces, el pensamiento computacional, diseño de algoritmos, manejo de sensores y actuadores y el diseño gráfico, con los días ha dejado de ser estigmatizado como actividad propia de la “nerdzone”, para pasar a convertirse en un novedoso y atractivo método de Educación experiencial útil para la alfabetización.

Y si lo piensas con detalle, notarás que tener esta clase de conocimientos le servirá a un niño para estar a la vanguardia de las innovaciones tecnológicas que acompañan su crecimiento. Podrán vincular dispositivos, administrar archivos multiplataforma y brindar soluciones prácticas y sencillas a problemas y necesidades tecnológicas cotidianas, como crear una página para el negocio familiar, o ayudar a la abuela a digitalizar sus álbumes fotográficos, entre otras muchas posibilidades.

Además, como lo mencionan estos ejemplos mencionados, si ayudas a que tus hijos aprendan esta serie de competencias empáticas desde que son niños, aprenderás junto a ellos. Por otro lado, si esperas mucho, puede que los procesos naturales de asimilación del entorno (tecnológico en este caso) que se desarrollan en sus cerebros, tengan dificultades, por lo cual no sea tan fácil para ellos aprender… o enseñarte.

Pero las que hemos mencionado no son las únicas ventajas de practicar métodos de educación centrados en la programación tangible. Otras más son:
  • Beneficios Educativos. No es común que una escuela primaria emplee computadoras para algo relacionado con programación, puesto que en esas edades lo que se suele hacer es plantear bases para los aprendizajes futuros.

    Sin embargo, cuando se implementan este tipo de clases, los alumnos interactúan con códigos que determinan el comportamiento de los programas, realidad aumentada, realidad virtual y contenido 360°. Entonces, cuando los resultados aparecen, ellos se sienten responsables, capaces y satisfechos. No hay mejor puente entre un niño y la tecnología que ese. Luego, podrán apropiarla, como aliada, a diario, sin ninguna clase de reserva.
  • Pensamiento computacional. Puedes despertar competencias de esta clase usando Educación experiencial sobre programación tangible, para estimular el pensamiento lógico y estructurado en un niño; así, él podrá resolver problemas paso a paso. Eso le servirá para toda la vida, más en momentos de estrés.

    Este tipo de pensamiento incluye, además, algoritmos, lógica y matemática avanzada, por lo cual desarrolla muchas habilidades en los niños, sin que ellos pierdan interés. Al final, los alumnos entenderán el mundo desde nuevos paradigmas, mucho más amplios y llenos de opciones.
  • Creatividad. Usualmente los niños piensan “fuera de la caja” para resolver problemas, pero esta condición tiende a reprimírseles mucho, para priorizar los conocimientos propios del núcleo común. Estimular la creatividad, por medio de Educación experiencial en programación tangible, les ayudará a crecer y hallar oportunidades en medio de una sociedad cada día más demandante.
Por razones como las mencionadas, la programación tangible es un área que debe ser tenida en cuenta para expandir las posibilidades de aprendizaje y de asimilación de conocimientos, de los pequeños. Si quieres conocer más sobre métodos novedosos como estos, que triunfan en el exterior a diario, para maravillarte o, por qué no, para implementarlos, visita nuestra sección Educación experiencial. Te aseguramos que te vas a sorprender.

Compártelo en tus redes
0
0
0
Compártelo en tus redes

NoticiasTEC

Las tecnologías de empatía son una serie de herramientas diseñadas para expandir la experiencia educativa a través de un acceso profundo a nuevas oportunidades de entendimiento en las aulas modernas.
Cuando la educación experiencial emplea realidades alternas, como la virtual o la aumentada, es capaz de involucrarte activamente con diversos procesos de aprendizaje mediante el desarrollo de competencias, como un pensamiento espacial más avanzado, o una lectura más comprensiva del entorno que te rodea
Pensamiento computacional, diseño de algoritmos, manejo de sensores y actuadores, principios de programación, diseño gráfico y composición visual, son algunas de las competencias de empatía que aprende un niño cuando desde tempranas edades se les dan cursos de Educación experiencial centrados en la programación tangible.